Trastorno de Déficit de Atención

 

¿Qué es el trastorno de déficit de atención?

TDAH son las siglas de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Se trata de un trastorno de carácter neurobiológico originado en la infancia que implica un patrón de déficit de atención, hiperactividad y/o impulsividad . Los síntomas nucleares del TDAH son independientes unos de otros. No todas las personas con el trastorno manifiestan los mismos síntomas ni con la misma intensidad. Es decir que una persona con TDAH puede manifestar sólo uno de estos tres síntomas.

De la diversidad de manifestaciones del TDAH se diferencian tres presentaciones según el DSM-5 Manual Diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales:

1-Presentación predominante de falta de atención:

La conducta prevalente es el déficit de atención
(más frecuente entre las niñas)

2-Presentación predominante hiperactividad/impulsividad:
La conducta prevalente es la hiperactividad
y/o impulsividad

3-Presentación combinada déficit de atención e hiperactividad/impulsividad:
Presentan los tres síntomas nucleares
(déficit de atención, hiperactividad e impulsividad)

Síntomas

De acuerdo a la Asociación Americana de Psiquiatría los síntomas más representativos son la incapacidad para mantener la atención por un período prolongado, ser inquieto, impaciente e impulsivo, desorganizados y les cuesta mucho continuar una tarea sin interrumpirla. Aproximadamente el 60 o 70% de los niños con este trastorno seguirá presentando varios de los síntomas durante su vida adulta poniendo en riesgo su capacidad de mantener un trabajo u enfocarse al logro de sus metas.

Etiología

Existen muchas posibles explicaciones del porqué se produce o se mantiene el déficit de atención. A nivel neurológico indican que estas personas tienen dificultades para procesar el neurotransmisor Dopamina el cual se relaciona al sistema de recompensas del cerebro y poseen una menor cantidad de monoaminas (nivel químico).

Las personas con déficit de atención tienen dificultades para auto-controlarse (Impulsividad) y por tanto se dejan llevar por cualquier impulso que interrumpa la línea de pensamiento o acción que llevaba, sea este correr hasta agotar toda su energía o prestarle atención a cualquier estímulo que interrumpa la actividad que estaban realizando.

Esta constante interrupción de sus pensamientos se evidencia en los electroencefalogramas (nivel funcional). Los electroencefalogramas funcionales son pruebas clínicas en las cuales los doctores miden la actividad eléctrica de tu sistema nervioso y con ello conocer que está haciendo tu cerebro en ese momento: si está concentrado, relajado, calculando, durmiendo, etc. Se ha encontrado que las personas con déficit de atención presentan electroencefalogramas funcionales diferentes a los de las personas sin el trastorno.

Las personas con déficit de atención presentan también una mayor capacidad creativa y capacidad para generar ideas fuera de lo común. La mayoría de estas personas pueden afrontar satisfactoriamente el trastorno y sacar provecho de sus habilidades con los tratamientos adecuados: terapia conductual, una crianza enfocada al autocontrol, el ejercicio constante de la concentración, medicación o en este caso neuro estimulación.

Incidencia en la población

Aproximadamente de un 5% a 10% de todos los niños presenta el trastorno de déficits de atención.

 

 

 

¿Es posible superarlo?

La Herramienta más novedosa y potente para este tratamiento la utiliza Braineka ofreciéndote la posibilidad de estimular tus ondas cerebrales asociadas a la concentración y con ello acompañar el tratamiento del déficit de atención. Enséñale a tu cerebro cómo concentrarse y utilizar las ondas cerebrales adecuadas simplemente al escuchar nuestras pistas de audio científicamente diseñadas por expertos para ayudar a tus ondas cerebrales a trabajar para ti y por ti.
2018-02-28T16:31:52+00:00

Deja un comentario

Instrucciones de Uso

×