El miedo a los insectos es una de las fobias mas comunes en esta época. Los grillos salen por el aumento de temperatura.

Grillos vuelven a Guayaquil y desatan escenas de entomofobia

Grillos vuelven y desatan escenas de  entomofobia

El aumento de la temperatura y la humedad que llegan acompañados del inicio de las primeras lluvias motivaron esta semana la aparición de miles de grillos en la calzada del acceso a la urbanización Ciudad del Río, ubicada en la autopista Narcisa de Jesús, así como en centros comerciales, parques y aceras de otras zonas de Guayaquil.

“Esta es la peor época del año porque aparecen los grillos”, dijo asustada Génesis Murillo, quien iba con su hermana cubriéndose del vuelo de miles de grillos que se ubicaban en una pared de la urbanización, la noche del lunes pasado.

Ellas apenas pudieron cubrirse con dos chompas y se frotaban para sacarse de encima los insectos en su caminar por la acera. Allí, el gran susto las llevó a correr a la autopista con el peligro de que un auto estuvo a poco de atropellarlas.

Este tipo de episodios y de peatones llorando por el miedo que le tienen a los grillos se denomina entomofobia y aparece en esta época del año.

Un miedo que, según el biólogo Jaime Buestán, especialista en el estudio de insectos, lo vive una parte ‘mínima’ de la población, sin embargo, los que conviven con el miedo pueden tener episodios de nervios.

Presencia de grillos por primeras lluvias 

Tras la lluvia registrada la mañana del lunes, la proliferación de grillos comenzó a ser más visible en varias calles, calzadas, pilares y postes de alumbrado.

El aumento de la temperatura y de la humedad motiva a que los grillos que viven en manglares, bosques, cerros, canteras y alcantarillas e incluso bajo las casas salgan al exterior.

“Son atraídos por las luces, sobre todo donde hay concentración de luz”, señaló Buestán, quien es especialista en entomología.

Antes de salir a la superficie, los grillos se reproducen y dejan sus huevos bajo la tierra, asegurando sus futuras generaciones. “Durante todo el año (las grillas) pueden tener de dos a tres generaciones”, comentó Buestán.

Cuidado con la ropa

Sobre las molestias que puedan generar en el interior de los hogares, Buestán recomendó realizar una limpieza ya que afectan la tela de la ropa, pero aclaró que estos insectos no son perjudiciales para la salud, pues no son transmisores de enfermedades.

“Ellos pueden comer con sus piezas bucales cierta ropa, también cuando mueren la gran concentración causa mal olor por su descomposición y a los vehículos podría generar molestias en el frenado”, explicó el entomólogo.

Atraídos por las luces intensas, en los patios del parqueadero de la Universidad Espíritu Santo, en cambio, la noche del lunes alumnos mostraron en videos la invasión de los insectos que saltaban en las aceras y reflectores que iluminan esa zona de la universidad ubicada en La Puntilla.

Stephanie Delgado, de 29 años, vecina de la vía a la costa, comentó que hace siete años empezó su fobia y que ha ido superando, pero aún tiene incomodidad ya que en su primer episodio se arrimó a una pared y salieron decenas de grillos que se le pegaron en la espalda y otros volaron encima de ella.

“Ya he superado bastante la fobia, al menos ya los tolero un poco más”, comentó.

Ciertas personas les tienen terror, a eso se le llama entomofobia; los que tienen miedo lo único que podrían hacer para evitar verlos es no pasar por los sitios donde están o enfrentar el miedo.
Jaime Buestán, entomólogo

Los extranjeros que suelen visitar Guayaquil por esta época también sienten cierta timidez por estos animales.

Steven, un neoyorquino que estuvo 20 días de visita en la ciudad, dijo que le gustaba la gastronomía y algunos sitios turísticos, pero que no le agradaban los grillos que salían por esta temporada.

El olor que emanan una vez muertos, el sonido y el revoloteo que producen es algo que no le gustaba de estos animales.

Para evitar la presencia de grillos en el interior de hogares se puede optar por la instalación de mallas metálicas en las puertas y reforzar con tiras plásticas en puertas, ventanas, huecos de aire acondicionado y más, ya que se cuelan por pequeños espacios.

Buestán añadió que las personas con fobia a los insectos pueden combatirla enfrentando su miedo, evitando transitar por lugares donde proliferan o simplemente para no verlos proteger ventanales.

 

Fuente: https://www.eluniverso.com/guayaquil/2018/01/17/nota/6570631/grillos-vuelven-desatan-escenas-entomofobia

2018-05-19T02:24:09+00:00
Instrucciones de Uso

×